Aleeeee Real Murcia .....

Monday, March 25, 2013

Arriba, Murcianista.



Ya sé que estamos enfadados, desilusionados, decepcionados y hasta las pelotillas del mismo sufrimiento año tras años (paréntesis en segunda B). Ya sé que la planificación, y la aparente indolencia de los dueños, instituciones, y de Murcia mismo, nos desesperan. Ya sé que los Lunes en el trabajo, el bar o en la misma calle son durísimos en Murcia para el Murcianista de corazón, con las risas y mofas de los patéticos borregos débiles ganadores de blanco y blaugrana y Lakers y Ferrari. Ya sé que esto pinta regular. Pero como afición, no queda otro que, como dice la canción, “levantarse, quitarse el polvo, y empezar de nuevo”.

Los varios cientos que estuvieron ayer en Elche, tuvieron una actitud excelente. Es ese núcleo de incondicionales que debe crecer, y son los que entienden que si el camino de hace duro, saboreas la victoria. Debemos de apoyarnos en nosotros mismos, y no dejar que nos desaniman los de “colchón blancoculé”. Como le dijo ayer mi amigo José Antonio (muchos le conocéis como Black) a mi hijo al bajar del autobús, mientas le daba el abrazo de un Hermano de sangre….”tranquilo Jorge, hay muchos partidos que vamos a ganar”. Y es así. Muchísimos. Y cuando es así, los que hoy mofan, se apuntaran, pero no lo saborearan como nosotros. La montaña rusa del fútbol, aquel que desconocen, que se disfruta en las cuesta arriba y que se sufre cuesta bajo.
De nuevo repito, no confundamos el apoyo mutuo o hacia los que llevan el escudo en el terreno de juego, con estar de acuerdo con la manera de llevar el club de los Samper. Que a mí me parece que lo llevan como a un rehén.
Los avisos y las broncas, para los toros. Protestas, después y en el lugar apropiado. Ahora, afición y jugadores, a levantarse, quitarse el polvo, y empezar a empezar de nuevo, juntos, contra el Alcorcón en la Nueva Condomina. Uno de aquellos partidos que vamos a ganar. Convencido. ¡Vamos!

Elche 1 Real Murcia 0

Logical. I know all the old claims that we are Real Murcia and that means we are the “King of segunda” and don’t need to fear anyone, but the facts are we are a club under extreme pressure, with little support (either institutional or in terms of crowd numbers and attitude), and an away game at the runaway leader is no time to expect a win.

And so it turned out. Elche were superior, and the excellent Javi Jiménez avoided a heavier defeat. There were periods of the game where we controlled, but were condemned by the slowness of our central defenders, who were turned far too often, and let Elche forwards get into space between them, and out lack of punch up front. Both problems are alarming, as there is no cover. Plus the 3 defeats in a row have drained any confidence, and given weapons for the preachers of doom to spread poison and ill feeling towards the players. This is wrong. Any accusations of laziness or that they just don’t care are wrong. I saw a lot of attitude yesterday, and the faces and gestures of the players at the final whistle are far from those of a group of players going through the motions.
 


As fans we can only, pick ourselves up, and back the team again next weekend. What else can we do? Protests over planning and the way the club is run have a time and a place, and that isn’t while the ball is in play.

Wednesday, March 20, 2013

Lessons (Lecciones)



Hace todo una vuelta, el Elche visitó a Nueva Condomina, siendo líder, invicto, e imparable. Le acompañaron más de 3,500 seguidores, desplazados en 45 autobuses. Como bien dijo entonces Alejandro Oliva ( @betandtuit )  en un magnífico tweet….”Todo el amor que hay en 45 autobuses de aficionados líderes destacados cabe perfectamente en 3 o 4 coches de hinchas abocados al descenso”.  Resume en pocas palabras lo que viene a ser el aficionado en España. La rehostia cuando vas bien, pero ausente o directamente dañino cuando mal.  Cabe destacar que en otras ocasiones, cuando el Elche no ha ido tan destacado, han venido un centenar. Sin término medio. Hasta me atrevo a decir, infiel.

Sin llegar a ese extremo, la afición del Real Murcia sí que se ha demostrado algo mejor. Recuerdo de ir unos 1,500 jugándonos el descenso hace 3 temporadas. Pero parece que los últimos resultados han alejado a muchos. Se entiende. Pero precisamente ahora no es el momento de darse de baja.
 
 
Yo no me lo pienso por un momento. Voy a Elche. No es que necesitaba a alguien que me animaba para ir, pero si acaso mi hijo ha insistido en que él tiene que estar allí. Pero claro, él, por culpa mía, seguramente, no concibe el fútbol como espectáculo. Con 10 añicos, entiende el amor del hincha. Su (nuestro) Real Murcia le (nos) nos necesita allí. Es el amor a un escudo, que no necesita de golazos, Messis o Ronaldos, ni levantar un trofeo cada 12 meses. Sentirse parte de una sola alma. Ha entendido que la grada marca goles. Y esto es un zagal que ha vivido un Córdoba 5 Real Murcia 0 in situ. No te vas a creer tú que no sabe a lo que se dispone. He explicado que nos esperan cortes de manga, peinetas e insultos. Se encoge de hombros y levanta una ceja, como diciendo gajes del oficio.
Me parece que 2 autobuses son pocos. Es una oportunidad, aparte que para un necesario baño de murcianismo (después de lo acontecido en domingo en NC) con gente que va con intención de apoyar al equipo (sin confundir el apoyo con el conformismo), para dar una lección de fidelidad a los propios y extraños. Ahora es el momento de ir a Elche. Necesario. No cuando dentro de 12 meses  ojala estemos líder destacado, invicto e imparables (¡aunque también!). Ánimo, y nos vemos allí.

Sunday, March 17, 2013

Espejo.


Impotencia. Pasan los años y nada cambia. Seguimos tropezándonos en las mismas piedras. A todos nos hace falta dejar de echar siempre la culpa para fuera. Hay que mirarse en el espejo y preguntar…¿hago todo lo que puedo a favor del Real Murcia? Y digo todos, y eso incluye a dirigentes, jugadores, afición, ciudad, políticos y hasta el apuntador. No incluyo la prensa, ya que está visto que aquí los forofismos se deben guardar cuando del Murcia se trata. Además, es cierto. Deben informar (y opinar un poco menos).
Nunca lo hemos hecho. Nuestra mediocrísima historia está allí y no creo que sea casualidad, cuando todo equipo medio grande ha disfrutado en algún momento.
Una pregunta. Tú, honestamente, ¿das más caña en el curro cuando está el jefe allí controlando, o en ese día que esta fuera? Vale. La mayoría somos así.
Yo no puedo hablar de cómo dirigir un club. No tengo ni putísima idea, ni tampoco de cómo se inspira a unos jugadores. Pero lo que sí creo que tengo es sentido común. Salir a jugar con las instrucciones de Onésimo (antes Siviero, Alonso, Pepico, Campos, Clemente y un largo etc.) en los oídos, animado, con ganas, y encontrar enfrente el desierto que es la lateral, y detrás a un palco huérfano de jefes y de los mandantes de la ciudad, y oír un himno que nadie nadie canta, pues yo creo que tiene un efecto muy negativo. Todos culpables. Los precios, vale, y allí se tienen que dar un vuelco ANTES de la próxima temporada. Pero lo que es imperdonable es que el alcalde acude poco (acaso cuando toca aquí su equipo – y de paso, ¿quién coño es para poner calles con nombres de gente que por activo y por pasivo intenta hundir el Real Murcia, cuando a él se la pela el equipo?) y el presidente de la comunidad nunca (ahora sí, acude al hotel donde se hospeda el Madrid, a apretar manos y salir en la foto). ¿Quieren lo mejor para Murcia? Pues el Real Murcia se llama así porque es de Murcia. Sí. Ciudad y región que saldrían beneficiados de un Real Murcia respaldado en todo momento. Con el panorama actual de vacío, tanto de poder, como en las gradas, ¿es de sorprender que los profesionales no se impliquen al 100%, cuando Murcia no lo hace? Si no lo hacemos nosotros, ¿lo va a hacer un argentino? Creo que pensará en la próxima temporada, lejos de este infierno futbolístico.
De lo que sí creo que sé algo es de aficiones. He visto muchísimo fútbol en muchísimos lugares del mundo. Murcia, y alguno que otro en España, son los peores de lejos. Pero basta ya de milongas y de compararnos con los peores, y del ridículo modelo de afición ejemplar (la veleta y de buen tiempo) que nos quieren meter los medios. Tu que vas a los partido y te duele el Murcia…..¿Qué es esto de pitar a un jugador propio por fallar una oportunidad? ¿Qué es esto del run-run que pone nervioso a los jugadores? ¿Qué es esto de estar siempre callados salvo cuando hay que pedir cabezas? ¿No creen que quizás, solo quizás, con el apoyo de todo el estadio cabe la mínima posibilidad de que un día no van a tener que pedir la cabeza, sino, levantarse y liberarse con un grito de ¡Murcia! que te va a salir del alma? Los que vamos, no puedo entender que vayamos con otra mentalidad que no sea apoyar al nuestro. Dejémonos ya de la cantinela cretina, falsa, patética de que “las gradas no marcan goles”. Los marcan y los encajan. Tenlo claro. Lo de hoy, aunque no ha sido la primera vez, cuando una parte de la afición insulta a los que quieren animar cuando el balón está todavía en juego, no me debe sorprender. Pero lo que no entiendo es que después del partido, enfrente de las oficinas, o en las salidas, no queda nadie protestando, que es donde y cuando se debe hacer. Lo mismo pasa con los arbitrajes. Mucha espuma por la boca, pero corriendo para casa no sea que me pilla el atasco. Mucha comodidad.
Los demás, los veletas, no se puede esperar nada, de momento. Son los del “colchón blanco/culé”. Yo cuando el Murcia cae, me caigo, y fuerte, y me doy donde duele. A ellos nunca les va a doler tanto. Tienen a su equipo ganador para taparles, para cubrir su vergüenza, y para rebotarse y poder mofarse de lo que en realidad es suyo.
A estas alturas, no caben fichajes. La situación es la que es, y estos son los jugadores que nos llevaran a la permanencia o al descenso. ¿De qué sirve para tu equipo gritarle “perro” al Ruso, “borracho” a Sutil, o evaporar la última gota de confianza de las venas de Kike? ¿De verdad creemos que va a ayudar?
Hoy, antes de cada partido, me pondré enfrente del espejo, y me preguntaré ¿Haces todo lo puedes a favor del Real Murcia? (no confundamos equipo, el tuyo, con dirigentes más o menos acertados o simpáticos).

Saturday, March 2, 2013

Día De Clásico



Hoy daba asco salir a la calle para los seguidores de muchísimos equipos “normales” de España. Aquellos de equipos nobles, luchadores, en concurso o contra la pared, con serios problemas para salir adelante, pero que ni cuentan con el apoyo del propio pueblo cuyo nombre llevan con orgullo allí por donde vayan.

Hoy los que dan la espalda a los que deben ser sus equipos, salen a la calle más futboleros que nunca. Hoy toca pasear el chándal o camiseta del equipo ganador elegido. Gastar cientos de euros en ropa deportiva, llaveros, cuadernos, mochilas y hasta patatas fritas en bolsa con escudo ganador, está muy bien, pero ingresar10 o 15 euros en las arcas de tu club local, y darle su apoyo, es de perdedores.
Basta poner la tele un ratico y ver por donde tiran los anuncios para saber a dónde apuntan los que estudian la psicología del tema. Las marcas lanzan el “estamos contigo” y el “no estás solo”…..dejan claro que lo que creen que tememos más es a quedarnos solos y en ridículo. Hay que ir con la manada. Con el grande. Con el de todos.

Lo extraño del caso es que hay, en un porcentaje alto, un odio visceral al otro grande. Odian las maneras, la política, un jugador. Odian al otro por ser lo que su equipo es. Y viceversa.
Pues hoy era un día de estos. De los 15 jugadores del equipo de fútbol 8 alevín de mi zagal que jugaba su partido de liga a la misma hora que el clásico, sólo aparecieron 8. Tuve que ir a comprar agua para los 2 equipos, ya que el que normalmente se encarga de estas cosas, también estuvo missing. Las típicas excusas de comida familiar que hay cuando del clásico se trata. Uno con chándal del Madrí (de los que visitaban) iba informando a gritos del gol del Madrid, Benzema, a medio partido. Ir casa y escuchar tracas y petardos en celebración de la victoria de un equipo a más de 400 kilómetros sobre otro a más de 500. Coches pitando la victoria del equipo de otros.

Este es el ambiente que permite que la camiseta de uno o el chándal del otro se puede poner tranquilamente para un partido de segunda o segunda B. Dirán que soy un extremista, que ellos son libres para poner lo que les da la gana y seguir al equipo que más les gusta. Pero mira, yo soy de un sitio donde poner la camiseta del Manchester United en un partido entre, por ejemplo, el Torquay y el Orient es un insulto. Te iban a llover pescozones, y justamente. Además, ninguno pensaría por un momento ponérselo. Por vergüenza propia. Al igual que pueden pensar que soy extremista, un talibán, yo puedo pensar que un alto porcentaje de los blancoculé de provincias son unos palurdos, activos en el ninguneo y menosprecio a lo suyo. Su afición por lo grande y ganador deja al aire sus limitaciones. Futbolísticamente, no dan para más.

Día de clásico, día para olvidarse del fútbol.
Foto : Hasta en las patatas y siempre de la mano. Nunca encontraras un producto de uno, sin estar el mismo producto del otro al lado.