Aleeeee Real Murcia .....

Sunday, March 17, 2013

Espejo.


Impotencia. Pasan los años y nada cambia. Seguimos tropezándonos en las mismas piedras. A todos nos hace falta dejar de echar siempre la culpa para fuera. Hay que mirarse en el espejo y preguntar…¿hago todo lo que puedo a favor del Real Murcia? Y digo todos, y eso incluye a dirigentes, jugadores, afición, ciudad, políticos y hasta el apuntador. No incluyo la prensa, ya que está visto que aquí los forofismos se deben guardar cuando del Murcia se trata. Además, es cierto. Deben informar (y opinar un poco menos).
Nunca lo hemos hecho. Nuestra mediocrísima historia está allí y no creo que sea casualidad, cuando todo equipo medio grande ha disfrutado en algún momento.
Una pregunta. Tú, honestamente, ¿das más caña en el curro cuando está el jefe allí controlando, o en ese día que esta fuera? Vale. La mayoría somos así.
Yo no puedo hablar de cómo dirigir un club. No tengo ni putísima idea, ni tampoco de cómo se inspira a unos jugadores. Pero lo que sí creo que tengo es sentido común. Salir a jugar con las instrucciones de Onésimo (antes Siviero, Alonso, Pepico, Campos, Clemente y un largo etc.) en los oídos, animado, con ganas, y encontrar enfrente el desierto que es la lateral, y detrás a un palco huérfano de jefes y de los mandantes de la ciudad, y oír un himno que nadie nadie canta, pues yo creo que tiene un efecto muy negativo. Todos culpables. Los precios, vale, y allí se tienen que dar un vuelco ANTES de la próxima temporada. Pero lo que es imperdonable es que el alcalde acude poco (acaso cuando toca aquí su equipo – y de paso, ¿quién coño es para poner calles con nombres de gente que por activo y por pasivo intenta hundir el Real Murcia, cuando a él se la pela el equipo?) y el presidente de la comunidad nunca (ahora sí, acude al hotel donde se hospeda el Madrid, a apretar manos y salir en la foto). ¿Quieren lo mejor para Murcia? Pues el Real Murcia se llama así porque es de Murcia. Sí. Ciudad y región que saldrían beneficiados de un Real Murcia respaldado en todo momento. Con el panorama actual de vacío, tanto de poder, como en las gradas, ¿es de sorprender que los profesionales no se impliquen al 100%, cuando Murcia no lo hace? Si no lo hacemos nosotros, ¿lo va a hacer un argentino? Creo que pensará en la próxima temporada, lejos de este infierno futbolístico.
De lo que sí creo que sé algo es de aficiones. He visto muchísimo fútbol en muchísimos lugares del mundo. Murcia, y alguno que otro en España, son los peores de lejos. Pero basta ya de milongas y de compararnos con los peores, y del ridículo modelo de afición ejemplar (la veleta y de buen tiempo) que nos quieren meter los medios. Tu que vas a los partido y te duele el Murcia…..¿Qué es esto de pitar a un jugador propio por fallar una oportunidad? ¿Qué es esto del run-run que pone nervioso a los jugadores? ¿Qué es esto de estar siempre callados salvo cuando hay que pedir cabezas? ¿No creen que quizás, solo quizás, con el apoyo de todo el estadio cabe la mínima posibilidad de que un día no van a tener que pedir la cabeza, sino, levantarse y liberarse con un grito de ¡Murcia! que te va a salir del alma? Los que vamos, no puedo entender que vayamos con otra mentalidad que no sea apoyar al nuestro. Dejémonos ya de la cantinela cretina, falsa, patética de que “las gradas no marcan goles”. Los marcan y los encajan. Tenlo claro. Lo de hoy, aunque no ha sido la primera vez, cuando una parte de la afición insulta a los que quieren animar cuando el balón está todavía en juego, no me debe sorprender. Pero lo que no entiendo es que después del partido, enfrente de las oficinas, o en las salidas, no queda nadie protestando, que es donde y cuando se debe hacer. Lo mismo pasa con los arbitrajes. Mucha espuma por la boca, pero corriendo para casa no sea que me pilla el atasco. Mucha comodidad.
Los demás, los veletas, no se puede esperar nada, de momento. Son los del “colchón blanco/culé”. Yo cuando el Murcia cae, me caigo, y fuerte, y me doy donde duele. A ellos nunca les va a doler tanto. Tienen a su equipo ganador para taparles, para cubrir su vergüenza, y para rebotarse y poder mofarse de lo que en realidad es suyo.
A estas alturas, no caben fichajes. La situación es la que es, y estos son los jugadores que nos llevaran a la permanencia o al descenso. ¿De qué sirve para tu equipo gritarle “perro” al Ruso, “borracho” a Sutil, o evaporar la última gota de confianza de las venas de Kike? ¿De verdad creemos que va a ayudar?
Hoy, antes de cada partido, me pondré enfrente del espejo, y me preguntaré ¿Haces todo lo puedes a favor del Real Murcia? (no confundamos equipo, el tuyo, con dirigentes más o menos acertados o simpáticos).

12 comments:

  1. Lo de pitar durante todo el partido se hace en todos los campos de España. Hay que mostrar la disconformidad con todo porque sino todo seguirá igual. Tenemos una muy buena aficion (para nuestra mediocre historia) y sé de lo que hablo pero está muy maltratada y el estadio muy lejos. Nos vemos en elche

    ReplyDelete
  2. triste pero cierto. amen.

    ReplyDelete
  3. Que se hace en todos los campos no puede servir de justificación. Es fútbol, no toros. No discuto que estamos maltratados, claro que no, incluso hay otra entrada de blog que se llama "machacados" en la que doy mi opinión. No veo esa "muy buena afición" salvo contados excepciones.

    ReplyDelete
    Replies
    1. En El Sadar no se hace. No se suele hacer. Si el equipo va mal, quizá se anima menos, pero no se tiran piedras contra su propio tejado. Te lo dicen dos años y medio de experiencia allí (había que sustituir el murcianismo con algo y Osasuna era lo más cercano, al final hasta les he cogido cariño).

      PD: A Camacho le pitaban a rabiar, eso sí. Pero allí ven el fútbol de otra manera.

      Delete
  4. No puedo estar más de acuerdo. Está claro que la no existencia de una cabeza visible y presente en el día a día afecta, y que un cambio (aunque fuera con los mismos dueños) sería necesario, pero también es cierto que no sé si será suficiente.

    Uno de los problemas es que el Estadio es demasiado cómodo y nos hemos apalancado. El campo es frío, y eso con una afición que nunca ha sido de apoyar (como casi todas las del Levante) tampoco ayuda. También es que creo que sobrevaloró la potencia del murcianismo al construirlo, pensando en utopías de Copas del Mundo y similares. Aún así, la culpa es de todos, incluyendo jugadores, entrenador (al que entiendo poco, pero esa es una historia que ahora no toca), directiva y afición. Si no lo arreglamos todos nos vamos de cabeza al pozo, y a saber si de esta saldríamos siendo lo que somos hoy.

    Un saludo

    ReplyDelete
  5. De todos modos cuando la gente ha dicho lo de fuera Samper ha sido cuando la zona de animación ha animado instantáneamente para picar a los que hemos dicho fuera Samper (soy murcianiasta como el primero). Parece que moleste que se pite a Samper, pero esque es un inútil

    ReplyDelete
  6. No te digo que no. Pero balón en juego, no es el momento. La grada transmite negativo a los jugadores. El momento de los fuera Samper es una vez concluido el patido. Incluso los que animan se sumaran, pero entienden que todavia hay posibilidades de sumar.

    ReplyDelete
  7. Cierto, pero como tu dices, cuando está acabando el partido la gente desaloja muy rápido para no pillar atasco. Tampoco podemos olvidar que en Murcia hay otro equipo, el Ciudad, que aunque esté en horas bajas mantiene parte de su núcleo de aficion (muchos de ellos eran antes del Real Murcia)

    ReplyDelete
  8. Estoy de acuerdo en casi todo y entiendo tu comentario y frustración, que hago mío.
    En la posible solución difiero. Este pdte. es un obstáculo infranqueable para ese hipotético y casi imposible cambio. Si en Murcia y en casi toda España el comportamiento de las aficiones es muy parecido, para ese dificilisimo cambio lo primero es quitar la principal excusa, en nuestro caso Samper.
    Para empezar de cero e intentar hacer tabla rasa tiene que entrar aire fresco y renovado. Que nadie se acuerde de que en los últimos años en NC hemos visto partidos esperpénticos uno detrás de otro, Que ir al fútbol y llevarte a un niño al estadio te costaba un riñón (que eso en cabrona aún más y te hace no volver)
    Que desde el club se transmita ilusión y ganas de hacer piña con la afición. En resumen, darle la vuelta a lo que tenemos ahora.
    Una vez conseguido esto, la marcha de Samper y por consiguiente la paz social, empezar de cero sea la categoría que sea ( ojalá no bajemos y sea en 2A).
    Y a partir de ahí luchar por cambiar todos los defectos que tenemos como afición. El Club debería volcarse en meter niños y jóvenes en NC, gente sin esos vicios que tenemos como afición y que podrían ser sin duda, la base de esa nueva afición que queremos.
    Llevamos los 15 años de Samper perpetuando los defectos de nuestra afición por las cosas que se han hecho rematadamente mal y que te he comentado.
    No veo otra que darle la vuelta al calcetín y eso con Samper es imposible.

    ReplyDelete
  9. Con Samper es imposible que haya paz social. Imposible, porque todo el mundo ya sabe su desidia y dejadez hacia el club.

    ReplyDelete
  10. Pero es que volvemos con la excusa de que "vemos partidos malos". Coño, ¡es que somos un club de Segunda División! Que sí, que hoy la filosofía es balón raseado y al toque, pero joder, no podemos pedirle peras al olmo. Hay que ser más humilde y si la pelota entra, darnos por satisfechos, que somos el Murcia y estamos rozando el descenso.

    Pero es que más allá de juego, lo que hace falta aquí es una identidad. ¿A qué juega el Murcia? Pues ha cambiado tantas veces de entrenador y jugadores en los últimos años que no sabemos a qué juega. Con Siviero a una cosa, con Onésimo a otra, con Vidal, con Lucas... La afición y el club deben dar margen de tiempo a los entrenadores, y sobre todo, ser pacientes y humildes.

    Si el equipo muta cada temporada, y cada temporada tenemos dos entrenadores, eso termina por cortar de raíz cualquier tipo de continuidad. Y así es imposible. No digo que no haya despidos o ventas injustificadas, pero hace falta un bloque para que el barco no pierda el rumbo. Eso, precisamente, fue lo que nos dio el ascenso a 2ªA hace un par de años, el bloque y una identidad (algo frágil y joven, pero ahí estuvo).

    Pero es que en España no nos gusta el fútbol. Nos gusta ganar. Y de ahí todo lo que pasa alrededor de este deporte, todos los odios absurdos.

    PD: Y por Dios, dejemos de lado a los árbitros. Eso es lo que más me revienta de esta situación. Los árbitros no conspiran contra el Real Murcia, simplemente se equivocan. O, directamente, "son malos". No olvidemos que estamos en Segunda.

    ReplyDelete